portland independent media center  
images audio video
newswire article reporting global

human & civil rights

Derechos Humanos, Tema Prohibido

El tema Derechos Humanos, obviamente, no figuró en la agenda tratada por el obispo Fernando Lugo con su compañero de Trabajo George W. Bush
Casi veinte años después de ser derrocada la dictadura del general Alfredo Stroessner, por primera vez un organismo oficial reconoció la participación norteamericana en la implantación de la dictadura anticomunista en Paraguay.

El tema, obviamente, no figuró en la agenda tratada por el obispo Fernando Lugo con su compañero de Trabajo George W. Bush.

Un informe de la Comisión Verdad y Justicia de Paraguay, reveló esta semana lo que ya todos conocían: el vínculo del gobierno de Estados Unidos con la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), durante la denominada Guerra Fría.

LA HISTORIA IGNORADA POR LUGO Y BUSH

Es común que ciertos periodistas, como el caso de Alcibíades González Delvalle entre otros, dediquen artículos y argumentaciones a intentar exculpar a Estados Unidos de la dictadura de Stroessner. Lo que la mayoría ignora, es cuántos dólares perciben, por el servicio desde la embajada norteamericana.
Dificultosamente pueda negarse, que una enorme fracción de las dictaduras que asolaron a la humanidad en todas las latitudes durante el siglo XX, fueron un subproducto de la política exterior de los Estados Unidos. Las que fueron sufridas por el pueblo paraguayo a partir de 1940, y en especial la del general Alfredo Stroessner, no fueron una excepción.
Stroessner dispuso desde un principio, con un selecto grupo de expertos en represión y torturas, proporcionados por el gobierno de Estados Unidos. La asistencia había sido pactada ya un año antes del golpe contra el presidente civil Federico Chávez, en el año 1953, cuando el futuro dictador se entrevistó en Estados Unidos, con los generales Emil Kiel y Robert Stevens, además de ser invitado a visitar la Zona del Canal de Panamá (Decreto 26/V/53 y Memorándum Confidencial, Washington, 6/V/53).
En el marco de la guerra fría, en el que se realiza una reunión entre Stroessner y Eisenhower, en Panamá (1956), se desenvuelven las relaciones de dependencia que asimilan en forma permanente a Paraguay, a las políticas de Washington. El imperio norteamericano en retribución, favoreció a Paraguay con préstamos de la AID y los servicios de experimentados torturadores, como el gobierno Robert K. Thierry, bajo cuyas directivas el gobierno pro-yanqui, empezó su cruzada apresando a los comunistas.

VIOLAR DERECHOS HUMANOS, EL TRABAJO COMPARTIDO POR LUGO Y BUSH

En el mismo momento en que la embajadora de George W. Bush declaraba que la agenda del obispo Fernando Lugo coincide con la de Washington, eran detenidos más Sin Tierras en medio de una brutal represión policíaca
La agenda del obispo Fernando Lugo compagina perfectamente con la de George W. Bush y EEUU, dijo embajadora Ayalde, la misma semana que el obispo acudirá a rendir pleitesía a George W. Bush.

Paralelamente, campesinos que se manifestaban frente al Juzgado de Presidente Franco exigiendo la libertad de los 93 labriegos detenidos durante el desalojo de las tierras de IVP Agro Sol en Los Cedrales, fueron echados del sitio por el fiscal Troadio Galeano y policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Nueve manifestantes fueron detenidos e imputados por perturbación de la paz pública, sumándose al más de un centenar de campesinos que ya se encuentran detenidos en las mazmorras policiales por reclamar tierra al gobierno del clérigo-presidente. En la semana que culminó ayer, el gobierno del obispo fue denunciado ante la Comisión Interamericana de por violación de Derechos Humanos.

Unas 150 personas miembros de la Coordinadora Departamental de Campesinos Sin Tierra que acampaban desde el viernes al mediodía frente al Juzgado de Presidente Franco, reclamando con pancartas, explosión de petardos y bocinas, la libertad de sus compañeros, fueron esta vez las víctimas de la salvaje represión, horas después que el ministro del Interior Rafael Filizzola anunciara la militarización del campo en Paraguay, dejando en claro que los sojales son de la policía.

El fiscal Troadio Galeano, decidió actuar con apoyo del juez y con la excusa de que la manifestación de Sin Tierras se trataba de un hecho de perturbación de la paz pública llegó con el grupo de policías. Los manifestantes huyeron del lugar, presintiendo la suerte que correrían.

Aún así, fueron detenidos ocho hombres y una mujer y se confiscaron petardos y bocinas, además de celulares en donde "se hallaron mensajes de texto invitando a otras personas a sumarse", según la inqusitorial acusación difundida.

El representante del Ministerio Público los procesó por "perturbación de la paz pública y analiza procesarlos por instigar a otras personas a la comisión de hechos punibles".
Aunque el juez Samuel Carlos González otorgó medidas alternativas a 23 mujeres y 6 niños detenidos durante el desalojo en Los Cedrales, los 64 adultos varones quedaron en prisión.
El dirigente de la Coordinadora Departamental de Campesinos Sin Tierra, Bernardino Fernández, indicó que el fiscal Troadio Galeano busca criminalizar la lucha de los campesinos a cualquier costo y que recrudecerán sus métodos para lograr la expropiación de 70.000 hectáreas en Alto Paraná, para 7.000 familias. Anunció para el lunes y martes manifestaciones en Ciudad del Este

Bienvenido Melgarejo, un agricultor padre de ocho niños que quedan huérfanos, fue asesinado mientras era desalojado por escuadrones subalternos al ministro del interior del obispo, Rafael Filizzola, cuando reclamaba un mísero pedazo de tierra para cultivar. EL episodio echó por tierra las ilusiones de los labriegos paraguayos con respecto al clérigo presidente, a quien la propaganda falaz de su proselitismo promocionó como "el obispo de los pobres".

Lejos de toda solemnidad o cargos de conciencia, el obispo Fernando Lugo finalizó la semana aciaga en la que su gobierno cometió el brutal asesinato, festejando en la residencia presidencial con sus amigos y orquestando un karaoke con sus amigos y el grupo musical argentino "Los Nocheros".

Bienvenido Melgarejo es apenas uno más entre la larga lista de paraguayos asesinados por reclamar un pedazo de Tierra y Libertad.

Tanto el Partido Comunista de Paraguay como el Partido de los Trabajadores condenaron el asesinato, y el hecho sumió a los campesinos en una profunda desilusión.

Las declaraciones del obispo Fernando Lugo y de su ministro del Interior Rafael Filizzola, de que los sojales son de la policía, ahora se suman los pedidos de influyentes traficantes de transgénicos de militarizar el campo en Paraguay.

El empresario José Bogarín, presidente de la Cámara de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), por su parte aseguró hoy que las Fuerzas Militares deben ser destinadas al campo para proteger cultivos y estancias. Ver:
 link to www.abc.com.py
La respuesta del obispo Fernando Lugo no se hizo esperar, y ahora anuncia que con presencia policial comenzará siembra de soja, como una forma de amedrentar a los Sin Tierras en Paraguay. Ver:
 http://www.lanacion.com.py/noticias_um-209812.html
También esta semana, el 21 de octubre, la abogada Raquel Talavera remitió una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por violaciones perpetradas en Paraguay, bajo el gobierno del obispo Fernando Lugo.
Carmen Villalba, una paraguaya detenida por un supuesto secuestro en Paraguay, fue salvajemente torturada y reprimida en su lugar de detención luego de realizar declaraciones a una radioemisora en contra del gobierno del Obispo Fernando Lugo, según denunció su abogada, Raquel Talavera.
Las denuncias de Villalba coinciden con los primeros escándalos por corrupción familiar dentro del gobierno del Obispo. Según una investigación del periodista Jorge Torres, el hermano del presidente Fernando Lugo ha quebrantado las leyes al utilizar una autoridad constitucional con fines privados.
Aunque su organización afirma dedicarse al rubro de la agricultura, no se conoce ningún emprendimiento en tal sentido. De esta forma viola el artículo 187 del Código Penal sobre estafa, por declarar un hecho falso para obtener un beneficio patrimonial para sí o para un tercero, según explicó un legista consultado.

homepage: homepage: http://www.quanta.net.py/userweb/apocalipsis