portland independent media center  
images audio video
newswire article

political theory

New colective green anarchist from Spain

We are right now in procces of definitively constitute a little proyect of green anarchy in Coruña (Nortwes Spanish State). We are now starting the difussion of the ideas with a zine called RE-EVOLUCIÓN! (RE-EVOLUTION!) and a couple of flyers, we send in this post.
We are sorry that we couldn´t transale this flyers yet. If somebody can help us with the translation we´ll be very pleased.

..............

ABOLICIÓN DEL TRABAJO, ¡YA!

Se puede argumentar que realmente la inmensa mayoría de lo que hoy trabajamos (entorno al 90%) es para reproducir el Sistema (propaganda, espectáculos sistémicos, etc.), lucrar a castas parasitarias, y producir mercancías superfluas, cuando no indeseables. Se puede argumentar que gran cantidad de tareas que hoy hacemos son innecesarias (marqueting, buro-jerarquías, managers, intermediari@s, etc.) y que por otra parte hay nada más y nada menos que 800 millones de personas en paro en este mundo, y nos podemos poner a gritar como lo hace la CNT y la CGT "TRABAJAR MENOS, TRABAJAR TOD@S". O señalar que el precio de costo de los productos industriales es el 10% de lo que pagamos, y con esto volver a la misma "TRABAJAR MENOS, TRABAJAR TOD@S".

Pero yo quiero TRABAJAR NADA, TRABAJAR NADIE. Es decir, nada me gusta a mi la utopía estatal "comunista" o sindical anarquista aunque "sólo" tengamos que trabajar 4 ó 5 horas al día, 4 ó 5 días a la semana, sin jefes, si bien supeditados al "mastodontismo" de la federación económica y su hastiante asamblearismo federal de masas, en el caso anarco-sindical, o la disciplina de partido, en el caso comunista.

Y no digo esto solamente porque me parezca anti-libertario el verse obligado (socialmente, coacción moral, ...) a ser lo que en el siglo XIX Karl Marx llamaba poéticamente un "apéndice de la máquina". No, no me da la gana de ser máquina ni 20 horas a la semana ni un minuto al año. Simplemente me niego.

Y no sólo me niego a convertirme en máquina mediante el trabajo industrial por el tiempo que dure la jornada de trabajo "anarquista" o "comunista" o cualquier otro "-ista".

Me niego a mucho más. Parece ser que hay much@s revolucionarios que aún piensan que la tecnología es neutra, o que saben que es ideológica, pero después parece como que les da igual. Una sociedad donde se acepte ser máquina unas horas al día, en el trabajo, es una sociedad que no dudará en aceptar que los individuos lo sean también fuera de su trabajo, pues será una sociedad mecánica: la Megamáquina, que llamaba Lewis Mumford, sólo que con bandera negra colgando de una chimenea en un polígono industrial de la periferia de una ciudad a la que el/la obrer@ llegará... ¿en coche? ¿cuándo marque las tal en punto el Gran Reloj?

Yo estoy en contra del gigantismo (de la Sociedad de Masas, de las megaorganizaciones, etc.) y lo estoy también de la ultracomplejidad social. Y estoy en contra porque creo que esto aliena al individuo provocándole impotencia (¡Es la misma idea que la del gigantismo de las catedrales! ¡El tenernos sometidos, denostando nuestra autoestima!), y porque hace que la persona vea todo como imposible de cambiar, como algo completamente superior a ella. Y porque crea infelicidad, no sólo por estas razones, sino por muchas más, como por ejemplo que el gigantismo, simplemente, no es nuestro hábitat natural, nuestro físico no ha evolucionado adaptándose a él, y nuestra cultura no es capaz de asimilarlo. Mírese si no el aumento desmedido de infelicidad y enfermedades psíquicas.

Estoy en contra del TRABAJO porque es sacrificio, pero no sólo por eso, sino que es un sacrificio que la sociedad te impone en su nombre, para reproducir un sistema tecno-organizativo que es el que crea y necesita el TRABAJO. El TRABAJO es pues una expresión ideológica de un sistema tecnológico que nada quiero perpetuar, pues nos lleva al precipicio como individuos y como especie, y arrolla por el camino todo lo que se encuentra.

La única forma de empezar a caminar hacia la felicidad -la recuperación del presente- y la reconciliación con el Ecosistema, es la de destrozar por completo los valores del trabajo y la tecnología que en ellos se sustenta.

Por una Anarquía verde y sencilla: ¡ABOLICIÓN DEL TRABAJO!

.........


VOLVER AL PRESENTE


Podemos seguir con nuestra infantil estupidez, inmolándonos trabajando como máquinas y para reproducir nuestra explotación, para por siempre SUBSISTIR y jamás VIVIR; resguardándonos ilusoriamente de la desquiciada Sociedad de Masas en nuestro grupúsculo de amig@s y amoríos; pensando que somos el ombligo del mundo al ignorar que el Sistema nos está destrozando, como si la cosa no fuera con nosotr@s, mientras vemos como todas las promesas eran mentira, y nuestros sueños incumplidos se vuelven nuestras pesadillas diarias. Podemos seguir consumiendo y consumiendo las novedades que inventa el Sistema Tecnológico para tenernos distraíd@s, y hacernos nosotr@s mism@s esclav@s de estas novedades, perdiendo nuestra ya escasa autonomía, alejándonos cada vez más de la vida natural, pensando que la tecnología todo arreglará... Podemos calificar de "polític@s" a todo el/la que quiera cambiar esta situación y llamar palabrería a este llamamiento que estás leyendo, y decir "Yo paso de todo esto, solo quiero vivir bien yo mismo con mi gente". Pero no hay futuro para ti ni para tu gente si esto sigue así, de hecho no hay siquiera presente: estudiamos a disgusto para vivir, trabajamos a disgusto para vivir, nos jubilamos a disgusto para vivir... morimos a disgusto porque no nos hemos atrevido a vivir.

RECUPERAR EL PRESENTE

Siempre se nos ha dicho que la juventud es el futuro, pero nosotr@s solo queremos ser presente. ¡Queremos vivir el presente! ¡Un presente que merezca la pena ser vivido! Pero nos encontramos que alrededor nuestro la mayoría de los que como nosotr@s son víctimas de la opresión estatal, de la explotación empresarial y de la alienación tecnológica, se comportan como NIÑOS DE TETA esperando que el Sistema Organizado l@s alimente a cambio de su sudor y desquiciamiento, como COBARDES esperando que el Sistema Organizado los proteja de la misma delincuencia y guerra que él genera.

AUTONOMÍA O MUERTE

El Sistema Tecnológico socava nuestra autonomía (nuestra capacidad de valernos por nosotr@s mism@s) en un entorno que nosotr@s recreamos, cada vez más anti-natural y antagónico a nuestras raíces. Esto junto a el imperio de las artificiales relaciones jerárquicas (patriarcado, gobernación, asalarialismo, etc.) causa la CRISIS psicológica, material y ecológica actual, vaciando de contendido la vida y destrozando la biosfera, entendiéndola como un gran supermercado que consumir; todo a la venta.


SE ACABA LA MECHA

Sabemos que no tenemos credibilidad. ¡Sólo somos un@s loc@s! No salimos en la tele con corbata. ¿Qué se puede esperar de nosotr@s? Así que dejaremos hablar a la gente "seria y moderada". Klaus Koepfer director general del Proyecto Medioambiental de la ONU, augura guerras en breve, relacionadas con la posesión de recursos tan básicos como el agua, y por supuesto nadie duda que vayan a expandirse las guerras del petróleo. Bill Joy, fundador de Sun Microsistems, uno de los más importantes tecnócratas del mundo, nos advierte que la Inteligencia Artificial (IA) y la nanotecnología rediseñará la sociedad de una forma drástica en los próximos años, que existe el peligro de que perdamos por completo (aun más, si cabe) el control de la tecnología: máquinas con IA que creen replicantes, organismos modificados genéticamente que definan los ecosistemas (extinguiendo, creando o mutando especies, incluida la nuestra), etc.


SALVAJES o DOMESTICAD@S

Sólo un@ idiota o un cobarde se quedaría quiet@ ante la situación actual: es@ idiota y cobarde es el ser civilizado, la persona DOMESTICADA, que no tiene conciencia de su estupidez, irresponsabilidad y cobardía.

Sólo el/la domésticad@ se quedaría frente al televisor viendo cual va a ser los presentes que le esperan en los próximos años, a lo largo de su vida. Debemos liberar nuestro laso salvaje, indómito, instintivo, pues la civilización sólo nos pagará nuestra sumisión con más sufrimiento. Cada vez es más evidente que se desatará la violencia bélica en nuestros amurallados imperios, de muy diferente forma: incremento de la violencia (las personas presas en este estado están creciendo progresivamente, ¡un 320% desde el 1984), guerras tradicionales (¿mundiales?), y nuevas guerras con nuevo armamento: ya no hace falta muchos dinero y carne de cañón para matar en masa, ahora hay bacterias infecciosas en rebajas...

RECONECTAR CON LA VIDA

El ser humano, como todo animal, es el fruto de un largo proceso donde su cuerpo, y por tanto su mente, evoluciona de acorde con el ecosistema en el que vive. El ser humano es un animal único, en tanto que ha utilizado su inteligencia para apartarse radicalmente de su entorno siguiendo lo que Abbey calificó como la ideología del cáncer "el crecimiento por el crecimiento" en todos los aspectos: económicos, poblecionales, social-organizativos... De esta forma el ser humano se ha construido un entorno que lo lleva hacia la autodestrucción a la vez que destroza todo lo que se encuentra a su paso: la sociedad funciona como una megamáquina, el Sistema parece girar por sí mismo... cuando un engranaje muere su puesto ya está cubierto por otr@ desdichad@.

Tenemos que acabar con las nefastas ideas de Progreso, Desarrollo, Crecimiento Económico, Competitividad, etc.

Debemos emprender el camino de la simplificación de la vida en todos los aspectos, descentralizando las sociedades con el fin de crear comunidades, donde lo que valga sea el cara a cada, y el individuo pueda desarrollar su autonomía en un medio natural y humano, al desmasificar sociedades y megaciudades.

Debemos emprender el camino de la destecnologización hasta el punto que el individuo pueda recuperar su autonomía perdida, pudiendo tener una vida plena y plenamente controlada por sí mismo, sin someterse a ninguna abstracta organizativa mecánica tecno-social

Debemos acabar con toda jerarquía. Acabar con el patriarcado, el antropocentrismo, la explotación, etc. Esta es la única forma de ser libres y no sucumbir al cataclismo tecnológico-capitalista.

Este es el único camino posible, lo demás, el reformar el capitalismo (0,7, Renta Básica, Tasa Tobin... social democracia), o el pretender seguir haciendo cada vez más compleja la sociedad, o tecnologizando cada vez más nuestras vidas es, simplemente, una utopía y un no querer despertar de la pesadilla. Vivimos un momento donde no es posible más que un cambio radical: o bien continuamos el desarrollo o emprendemos una RE-EVOLUCIÓN. Si no hacemos nada triunfará el nuevo Tecno-Capitalismo, definido, este, por la ingeniería genética (mutación de ecosistemas y rediseño del físico/psíquico del ser humano científicamente), la nanotecnología (mayor dependencia de las máquinas y rediseño de la vida para ajustarse a la nueva gestión mediante y por las máquinas), urbanismo carcelario para el control social (como el que se está experimentando en ciudades como Los Ángeles o México D.F.), una economía cada vez más explotadora y un estatismo cada vez más militar. Esta evolución es la que esta en curso, y solo un ciego sería incapaz de verla. En el otro lado de la barricada está la recuperación del presente que proponemos, haciendo para ello lo que haga falta.

Para acabar con la sociedad de masas debemos, pues, emprender una lucha sin tregua y coherentemente desmasificada, sin partidos ni sindicatos ni federación alguna, desde pequeños grupos, coordinados horizontalmente, desde todos los frentes. Basta con juntarse un par de colegas para formar un grupo y empezar a hacer cosas, y contactar con otros grupos. Y...


O CALLAS O LUCHAS, YA NO ES TIEMPO DE QUEJAS

homepage: homepage: http://reevolucion.galeon.com